La Fundación Alícia y Càritas se alían para enseñar sobre cocina y alimentación a persones con dificultades de inserción laboral

Publicado el 11 de junio de 2018

El objetivo del proyecto, bajo el nombre de Fita, que ha empezado esta mañana, es ayudar a usuarios con dificultades a conseguir un trabajo en el sector de las tareas del hogar

La Fundación Alicia ha empezado, este lunes, a impartir clases de cocina a personas con dificultades de inserción laboral. El perfil del asistente, hasta ahora, solía ser de mujeres y recién llegadas, pero la novedad de este año es que la propuesta incorpora perfiles masculinos que apuestan, también, por dedicarse a este sector. La formación se enmarca en el programa Fita, de Càritas Arciprestal Manresa, y está dirigida a formar y acompañar a personas que quieren acceder a un trabajo en el ámbito doméstico.

Las sesiones formativas cuentan con una breve introducción teórica, en la que se da a los asistentes algunas nociones básicas sobre cocina y alimentación. Seguidamente, los participantes aprenden a elaborar diferentes recetas, teniendo en cuenta conceptos como el gusto y la textura. Durante el taller, también se enseñan consejos nutricionales, trucos para la compra de productos, y un conjunto de recomendaciones para cocinar para colectivos específicos, como es el de gente mayor con necesidades concretas, o las personas con intolerancias alimentarias.


En total se han programado 5 sesiones de 4 horas de duración, y que se realizaran a lo largo de esta semana (del 11 al 15 de junio) en el local de Càritas Manresa. El viernes es previsto que se realice una pequeña prueba de nivel para visibilizar los aprendizajes adquiridos durante la semana. No es la primera vez que se realiza esta iniciativa. El año pasado ya se llevó a cabo con la participación de unos quince usuarios de Càritas y, todas ellas encontraron trabajo, ya sea en domicilios particulares o en empresas del sector. Acostumbradas a realizar elaboraciones de su cultura autóctona, el objetivo es que las personas asistentes al taller aprendan a hacer elaboraciones pensadas para personas mayores acostumbradas a otra tipología de comida.


 

El Projecte FITA

El proyecto FITA de Càritas Manresa, nace con la pretensión de ayudar a personas a acceder a un trabajo en el ámbito doméstico. A parte de cocinar, la formación incluye otros módulos en los cuales los asistentes aprenden limpieza, lavandería, y atención básica a personas, entre otras materias. Hasta ahora, unas 300 personas han participado en este programa que quiere orientar, formar y acompañar a personas que, por diferentes razones, pueden tener dificultades para tener una inserción sociolaboral.