La Fundación Alicia enseña cocina a personas que buscan empleo en el hogar

Publicado el 29 de junio de 2017

 La formación forma parte de un programa de Cáritas Manresa para ayudar a usuarios con dificultades para acceder a un empleo en el ámbito del hogar.

La Fundación Alicia ha comenzado a impartir clases de cocina a personas recién llegadas que están buscando trabajo. La formación forma parte del programa de Cáritas Arxipestral Manresa, FITA, dirigido a formar y acompañar a mujeres que quieren acceder a un empleo en el ámbito del hogar.

Los expertos de Alicia serán los responsables del módulo de formación en cocina. En total se han programado seis sesiones de cuatro horas cada una en las que los participantes aprenderán cerca de unas 50 recetas de cocina del día a día. Habituadas a hacer elaboraciones de su cultura autóctona, el objetivo es que aprendan a hacer elaboraciones pensadas para hogares, con personas mayores catalanas o españolas y que están acostumbradas a otra tipología de comidas.

Los participantes aprenderán unas 50 recetas de cocina del día a día

Las clases cuentan con una breve introducción teórica en la que se les dan a los asistentes algunas nociones básicas. A continuación, en grupos, las participantes deberán elaborar los diferentes platos. Todas las sesiones terminan con una puesta en común de las elaboraciones y, con el objetivo que tomen conciencia de otros factores como el sabor o la textura, también las podrán degustar.

En paralelo, durante la formación se dará a los asistentes consejos para la compra de productos y una serie de recomendaciones para cocinar para colectivos específicos, como es el de las personas mayores con necesidades específicas o personas con intolerancias alimentarias u otros requerimientos. De este modo, una parte de las elaboraciones se adaptarán a estas necesidades específicas y se presentarán versiones sobre la receta habitual.

La formación cuenta con una quincena de participantes. Se inició el pasado 27 de junio y se prolongará hasta el 6 de julio fecha en que las asistentes se someterán a una evaluación de los contenidos adquiridos. Deberán cocinar alguna de las recetas aprendidas durante el curso por su cuenta y así verificar su aprendizaje.

El proyecto FITA de Cáritas Manresa quiere ayudar a personas a acceder a un empleo en el ámbito del trabajo en el hogar. Aparte de cocina, la formación incluye otros módulos en los que los asistentes aprenden limpieza, lavandería, y atención básica a personas, entre otras materias. Hasta ahora unas 300 personas han participado en este programa que quiere orientar, formar y acompañar a personas que, por diferentes razones, pueden tener dificultades para tener una inserción sociolaboral.