La 3ª edición de Benvinguts a Pagès llega con casi 900 propuestas en explotaciones agrarias, alojamientos, restaurantes y actividades

Publicado el 7 de junio de 2018

Empieza la cuenta atrás para "Benvinguts a Pagès", la gran fiesta del mundo rural de Catalunya que llega este fin de semana

La gran fiesta del mundo rural de Catalunya crece y se presenta este año (9 y 10 de junio) con una oferta conjunta de cerca de 900 reclamos que incluyen visitas gratuitas a las explotaciones agrarias, la participación de restaurantes, alojamientos y la programación de actividades paralelas. Durante todo el fin de semana, unas 240 explotaciones agrarias del territorio abrirán puertas y programarán visitas guiadas para que el público familiar y los foodies se desplacen por el país, conozcan el origen, la elaboración y el trato de los productos alimentarios que consumimos cada día, lo caten y tengan la posibilidad de comprarlos directamente a los payeses.  

 


El proyecto continúa creciendo y en esta tercera edición ofrece cerca del 15% más de propuestas alrededor de las 42 comarcas catalanas. En las dos primeras ediciones, Benvinguts a Pagès, sumó más de 30.000 visitas. El evento propone una oferta lúdica, turística y gastronómica que ayuda a desestacionalizar, a redistribuir el flujo turístico de temporada y a dar valor al mundo de la payesía del país.

 
 

Benvinguts a Pagès es una iniciativa de la Generalitat de Catalunya, a través del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y de la Agencia Catalana de Turismo, y de la Fundación Alícia, con la colaboración de los Consejos Comarcales, Consorcios y Oficinas de Turismo y numerosas entidades y asociaciones del sector. En la rueda de prensa de presentación de la propuesta, el director de la Fundación Alícia, Toni Massanés, definió Benvinguts a Pagès como “el Sant Jordi de la payesía” y hico una crida a poner en valor el mundo rural porque “necesitamos continuar teniendo gente en el territorio que nos haga comer. El día que desaparezcan, nos quedaremos sin comida, sin territorio y sin país”.