El congreso mundial de disfagia pone el ojo en el trabajo de Alícia para modificar la textura de los menús

Publicado el 23 de septiembre de 2017

Alícia da a conocer el proyecto para adaptar los platos de los pacientes del Hospital de Mataró que no pueden mastica

El trabajo de la Fundación Alícia para adaptar los menús del Hospital de Mataró a personas con disfagia ha sido uno de los protagonistas del Congreso Mundial sobre Disfagia de el  European Society for Swallowing Disorders (ESSD), celebrado esta semana en Barcelona. Médicos, nutricionistas, logopedas, cocineros y expertos de todo el mundo se han reunido para debatir sobre temas relacionados con este trastorno que impide tragar los alimentos.

La Fundación  Alícia ha dado a conocer  el trabajo realizado y que ha permitido mejorar la alimentación de los pacientes del hospital con disfàgia. Ha consistido en crear recetas adaptadas a dos de los descriptores de textura, purè espeso y "el aplastable con el tenedor", para crear menús para personas con dificultad para tragar.

Las elaboraciones resultantes permiten mejorar la calidad de vida de las personas con disfagia y combatir la malnutrición. Son platos que mantienen los requisitos nutricionales, saborosos, fáciles de elaborar, seguros para el comensal, y dan variedad a la dieta.

El chef y jefe de cocina de la Fundación Alícia, Marc Puig-Pey, y la nutricionista Fabiola Juárez, han sido los encargados de explicar el proyecto en el congreso de expertos. Además, se han cocinado algunas de las elaboraciones que se incluyeron en el trabajo.

Una alteración que va a la alza

En esta edición, el Congreso de Disfagia se ha centrado en la deglución y el envejecimiento. Se ha debatido y buscado un consenso en temas globales relacionados con la patología, como herramientas de diagnóstico y procedimientos, estándares mínimos de curas para los pacientes, la economía de la salud en la disfagia y la epidemiología de la disfagia, entre otras.

El congreso ha contado con cocineros de prestigio internacional, como por ejemplo Carme Ruscalleda y Fermí Puig, que han han apoyado la inicitiva y el mensaje del proyecto.

La disfagia afecta en la actualidad a dos millones de personas en el territorio español, aunque sólo un 10% están correctamente diagnosticados y tratados, según datos dados a conocer en el mismo congreso. Es una enfermedad muy frecuente entre las personas mayores y se prevé que en los próximos años la sufrirán la mitad de las que lleguen a los 70 años.

 

Notícias relacionadas

➞ Alícia trabaja con cocineros europeos para mejorar la alimentación de las personas con disfagia

➞ Un centenar de profesionales aprenden a modificar la textura de los menús

➞ Guía de alimentación triturada